Quedarse quieto

Hoy se cumple un mes de reactivar el sitio.

Una de las pocas ventajas que tenemos REALES contra una computadora o inteligencia artificial, es que supuestamente podemos elegir la mejor entre dos alternativas malas. Un ejemplo son las situaciones laborales.

Muchas personas toman situaciones de «no hacer nada» en lugar de no admitir que no conocen su trabajo, que no están haciendo su trabajo, o que están perdiendo tiempo en políticas de oficina. En realidad no están tomando una decisión. Lo correcto es quitarse de en medio.

Sin embargo hay situaciones que son de lógica. La pandemia es «sales y corres el riesgo de morirte» o «te quedas encerrado». En mi caso particular, ninguna de las dos es cierta porque salgo con cubrebocas y googles, y solo cuando hay razón real para salir.

Es un problema de falsa dicotomía. Hay mas opciones que las aparentes. Es raro que sean dos opciones solo. Lo preocupante es cuando solo vemos dos opciones.

Cuando me di cuenta que los libros de Castaneda estaban basados en situaciones subjetivas, que no podían validarse, fue algo raro. Vi otros dos caminos que lo siguen considerando. Los que tratan de hacer «un código» siguiendo la Tensegridad o lo que les place de Castaneda, y los dementes que por soledad piensan que ellos pueden validar lo subjetivo sin poder por definición tener «modo de validar o comprobar lo subjetivo» por carecer de métodos OBJETIVOS de medición.

La respuesta sensata es .. hay algo valioso, pero es tomada de pelo. Y no considerarlo. Sin embargo a veces se le da vuelta a hipótesis descabelladas, puede ser Castaneda o cosas diferentes realizables.

Pero a veces uno ve algo turbio. Y uno decide no moverse. Por ver algo turbio es no entender que pasa, o saber que hay información deficiente, probablemente.

Ejemplo de la vida real:

Desde el año 2000 manejo servidores de cierto tipo para manejar dominios y correos, cierto tipo de clientes.

Desde hace unos diez años uso Amazon ECS y otro tipo de servicios para otro tipo de clientes. Resulta difícil calcular a veces los costos, y por eso no lo uso más. Las alternativas similares son eso, similares, casi todas con las mismas desventajas.

Manejo Clientes con servicios tan grandes, y cuyo trámite/consumo esta creciendo por la pandemia que no hay manera de crecerlos que yo entienda sin pasar a servicios de Amazon con una cantidad de dinero grande y que no se puede medir para los clientes desde antes.

Así que, me encuentro en situación donde debe haber chance de subirlo desde el punto de vista técnico, pero no hay tecnología. El problema es que no veo alternativa y eso es señal de problema.

La tercera alternativa de momento es «Quedarme quieto». Puedo seguir con el aumento actual de consumo unos ocho meses. Hay que seguir buscando.

Entiendo como se encuentran algunas personas al entrar al camino y tener que tomar ciertas decisiones es casi lo mismo.

Pero uno no puede quedarse quieto eternamente. En lo personal se cual es una tercera alternativa, pero no es obligatorio ejecutarla ahora. Es dar el salto de castaneda.

Pero solo se hace cuando uno esta seguro que hay del otro lado. Hacerlo porque sí es tonto, y no es obligatorio tomar la mayoría de las decisiones en un momento dado. Pero lo mas sano es pensar una fecha para tomar la decisión.

Y en cuanto a la pandemia, de momento no hay obligación de salir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *