Conspiraciones y premisas

Tengo algunos conocidos que están muy metidos en política (o mejor dicho tienen opiniones políticas muy radicales, sean de izquierda o de derecha) , y conozco algunas personas que toman en broma las conspiraciones de extraterrestres tipo área 51 por razones evidentes. He comentado que llevo varios años siendo acosado por una secta casi desaparecida, cuyo líder está convencido que la tierra está bajo una invasión extraterrestre desde hace dos millones de años, liderada por tezcatlipoca (y por cierto, dice que yo estoy poseído por uno de ellos).

Recientemente con la pandemia se oyen muchas teorías de conspiraciones relacionadas con lo mismo, es decir la pandemia y sus fuentes.

Una de las cosas que recuerdo, es que cuando era niño existía una revista llamada «Duda: Lo increíble es la verdad», que estaba en la peluquería. Mi papá siempre iba a una peluquería en especial, y cuando había que hacer tiempo para que me atendieran a mí ( el se cortaba el cabello en otra peluquería por cuestiones de su trabajo ),  yo hojeaba esas revistas. Eran una revistas de supuestas conspiraciones, como el proyecto MK ULTRA, el proyecto filadelphia (no era ir al sushi sino el barco invisible) y en otros libros (principalmente los de Frank Edwards y de  Fort) yo estaba acostumbrado a los hechos inexplicables tipo Lluvias de sapos, de sangre, etc. Incluso Asimov los menciona en su libro Sucesos Hechos Casos y Cosas que era mi libro de cabecera en 1980.

El caso es que siempre me quedó claro que habían hechos raros, que aparentemente habían pasado, pero que si no los podías comprobar no tenías por que creer.

Cuando entré en en la tradición y pasé por una pruebas determinadas, me di cuenta que a veces los sentidos te engañaban, y tu cerebro por si solo no era confiable, pero que los sentidos sin cerebro, o cerebro sin sentidos, muchas veces dan datos equivocados (casi casi como los ciegos y el elefante que cada quien toca una parte).

Por seguridad informática empecé en el año 1993 – 1994 a entender las clases de redes A,B,C, y D, y detectar en lo posible casos de spoofing. Una cosa es detectar un a persona que esta usando la misma dirección de red y nombre de máquina, o la misma versión de outlook express para enviar correos, y otra cosa es creer que alguien es identidad de algun sujeto. Pero por ejemplo me tocaban casos donde era obvio que algunas personas eran identidades de la secta destructiva (alguien citando mis comentarios de un libro que no había mencionado en Seis años de Bulwer Lytton), o personas que empezaban por atacar a mi familia de la nada.  No se asumía que eran la misma persona, pero si personas probablemente reclutadas por la misma secta con el fanatismo evidente.

El problema se debe a que muchas persona estan convencidas de conspiraciones, mas ridículas que los reptilianos o que el MK Ultra, Qanon, extraterrestres , etc.

En algun lado leí la afirmación que la Reina Isabel II es una reptiliana (no no creo en los reptilianos) y que por eso Putin de Rusia ha sido grosero con ella. Una explicación mas  razonable es que hay razones políticas para verse duro.

A final de cuentas, hay ideas interesantes en el mundo real. Por ejemplo, pensar en explicaciones simples sobre como se hicieron los círculos de Nazca, o las mas o menos frecuentes lluvias de peces en diversas partes del mundo.   Otros piensan erróneamente que las pirámides de Egipto las hicieron los extraterrestres, pero la realidad es que hay varias técnicas de construcción  o fenómenos sociales que pueden explicar la realización de un monumento de ese tamaño. Lo mismo pasa con las teorías de la muerte de JFK.

Como el burro que tocó la flauta, un conspiranoico bastante conocido dice :

No todos los que buscan conocimiento pretenden liberación; algunos se conforman con descubrir que hay esclavitud, quiénes la organizaron, y con eso justificarse de sus limitaciones humanas, y decir: “no hay nada que hacer contra el sistema”

y también

de ahí que, por ejemplo, un conspiranoico que se las sepa todas y viva en la intranquilidad, va a ser menos libre y feliz que un ignorante de conspiraciones que sepa cómo darle orden y evolución a su vida

Hay cosas que son de bastante sentido común. Si tienes diez personas a las que un tipo busca por correo con amenazas e insultos, no es que haya una conspiración,  sino que hay un tipo perdido en el espacio, que está acosando a diez personas de ser parte de una conspiración ( la «conspiración» es el) (caso real).

Pero el problema que  uno tiene en la política y cosas similares es la supuesta necesidad de una CARA PUBLICA DEL MAL (terrorismo, reptilianos, etc), basada en la historia de un supuesto ENGAÑO HACIA LOS SERES HUMANOS.

Ok. Si un tipo se me acerca en la calle caminando raro o pidiéndome dinero, no hay una conspiración en ello. Es sentido común. Si el tipo empezara a gritar en la calle «dame tu fuerza pegaso!» no significaría que haya sido contactado por los caballeros del zodiaco…. o que los caballeros del zodiaco, saint seiya, anime japonés, existan.

Ese tipo de cosas no tiene cabida en el mundo real. Aunque muchos Otakus lo deseen con todo su corazón.

El problema entonces es darse cuenta que hay cosas que son evidentes. Por ejemplo, uno puede entender en cuestiones de deportes, que por dinero unos jugadores reciban la instrucción de perder un campeonato para recibir un premio en dinero o en especie. Si es posible, es poco probable, pero las dos cosas son absolutamente inútiles para el mundo real (a menos que uno este llevando un caso judicial al respecto).

Así que, el principal problema con las conspiraciones es el pensar que «hay un engaño que nadie ve». Um… mas bien sería decir que hay otra posible realidad. He escuchado muchas cosas sobre ambientes laborales desde que empecé a trabajar en 1991, y uno de ellos es la «dificultad de conseguir trabajo». Siempre que busqué trabajo lo conseguía en la segunda entrevista seria, como máximo. También sentía desde joven que podían haber problemas por la edad a los 35 (hecho bien conocido en varias áreas). De momento tengo 48 y esa idea o esa premisa resultó ser cierta, pero no era un engaño, sino que era una realidad obvia, o como diría Castaneda «Una realidad Aparte».

Ahora bien, hay un chiste que cito a menudo, de un señor que se encuentra en una esquina agitando los brazos furiosamente, así que se le acerca un policía y le dice:

 – que está usted haciendo ?

– Espantando las jirafas moradas !

– Pero no hay jirafas moradas….

– ve ?  FUNCIONA !!!!

La verdad os hará libres, dicen en varios lugares. No es lo que increíble sea la verdad, sino que mientras alguien no demuestre que hay jirafas moradas, la mayoría de conspiraciones se caen por la base, sean canalizados, reptilianos, anti vacunas.

Menos competencia.

Si vemos indicios a una realidad aparte, hay que verificarla, pero casi todas las ideas extrañas, son eso, ideas extrañas y conspiraciones, pero no realidades aparte.

Hace años me tocó escuchar una discusión donde unas personas hablaban de grupos «30 niveles por arriba del presidente de USA» (en lo personal no me parecería raro que hayan dos o tres niveles arriba, pero  30 es ridículo ), y he escuchado de personas que piensan que las logias masónicas o los grupos prehispánicos, los van a llevar a cambiar al mundo.

Um…

Para cambiar el mundo Necesitas un gran pañal.

Lo mas seguro es que cuando alguien mencione propósitos a largo plazo en el mundo real por medios humanos, si sea una realidad aparte, pero es poco probable que una realidad aparte de dioses prehispánicos coexista con el mundo moderno, o que hayan reptilianos , o que lleguen en dos días cosas que se tardan en hacer cinco días. Este ejemplo es un problema de algo que veo en el mundo real.

Los vendedores, o vende cursos, o vende lo que sea, están acostumbrados a mentir. Don Juan también. Para mi desde el principio me pareció un personaje no real, porque estaba basado en engaño hacia los seres humanos. La idea de poder decir algo en voz alta, y que nadie pueda hacer algo para impedirlo, si me parece probable, pero manejar el engaño como premisa lleva a conclusiones equivocadas. A las dos cosas las llamen acecho los lectores de Castaneda.

Otros problemas de conspiraciones especialmente interesantes son los extraterrestres mencionados, las entidades de las que habla Freixedo en la Granja Humana o Defendámonos de los dioses, o el mismo Castaneda con los voladores que trata en el libro diez, el lado activo del infinito, el del posible escritor fantasma, la madame rusa y las escenas en el burdel.

El problema es que si, podemos atraer a un montón de idiotas. Si tienes miel, vendrán abejas.

Asi que no se trata de no producir miel, sino poder detectar a los seres nocivos, tóxicos, que no dan nada a cambio. Otro ejemplo es el desafiante de la muerte, de Carlos Castaneda.

Los jóvenes naturalmente eligen un modo de vida «REBELDE» Y ESO NO ES MALO, LO QUE RESULTA MALO ES NO TENER SENTIDO COMUN.

Ser rebelde no es pelearte con el mundo ni morirte de hambre.

En lo personal, a mi no me molesta cuando alguien me sale con una conspiración ( típico en ambientes laborales). Pero si hay cosas como que personas que nunca han trabajado formalmente se quejen del gobierno, o que personas en un trabajo piensen que te interesa su puesto.

Pero si alguien piensa que hay jirafas moradas, no se trata de defenderte de las jirafas moradas. Se trata de verificar si son posibles, y si es el caso ,como pueden mejorar tu vida en el mundo real.

La regla es «Defenderse de lo que te hace perder el tiempo». Hay una relación similar en las relaciones de pareja a largo plazo y las situaciones laborales – espirituales de largo plazo. Si obtienes lo necesario que bueno. Pero cambiar a cada rato de novia o de religión o de nombres prehispánicos te hablan de un profundo auto engaño , de alguien que no ha podido encontrar quien es realmente, y que busca completarse con terceros.

Dice Ayn Rand que todo hombre es un fin en si mismo, y yo siempre he comentado que un hombre sin religión es como un pez sin bicicleta.

No puedes permitirte ser explotado por parejas, trabajos o religiones, pero se entiende que hay cosas que van mejorando con el tiempo, mas sueldo y prestaciones, mas «confianza» con la pareja, mas sentirte a gusto.

El problema es cuando las condiciones nunca cambian contra el mundo real (inflación etc… y si tu no pensaste en esos cambios… puedes renegociar el trato, es estúpido no hacerlo pero mas estúpido no haberlo visto venir….)

Otro problema es cuando hay personas que buscan un problema público para no entender que tienen un problema con el mundo. La persona que espanta jirafas moradas, o el que alerta de «defendámonos de los dioses», no entienden que este es un universo predatorio, pero también hay intercambios sobre esta tierra, y hay cosas que no están en venta; usando términos de parábola, hay personas que están en venta y otros  que no, y muchos cambiaron su primogenitura por un plato de lentejas.

Y pierden el tiempo.

Muchos enemigos se previenen con sentido comun, las realidades aparte son en esta tierra, para esta tierra, en este tiempo.

Si, hay que mantener cierta rebeldía hacia las personas tóxicas (que causan problemas al entorno inmediato), pero la liberación/iniciación inicial, y real, es aceptar que eres en el mundo real, y trabajar por llegar a ser lo que puedes ser.

Y eso no tiene nada que ver con jirafas Moradas, ni con rituales a pegaso usando la cadena de andrómeda.

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *